• Preserve - Mexico
  • Preserve - English

Coming soon...

Mi Carrito

Servicios de fumigación, Salud ambiental

Recomendaciones para el control efectivo de mosquitos

Los mosquitos son un grupo amplio de insectos que incluyen aproximadamente 3,500 especies en el mundo. En México hay alrededor de 250 especies de mosquitos que se distribuyen a lo largo del país, de las cuales, solo las hembras se alimentan de sangre.

Existen tres géneros de mosquitos que se deben evitar y combatir, ya que transmiten enfermedades importantes a la salud pública, como: dengue, paludismo, fiebre amarilla, zika, chicungunya, encefalitis del oeste del Nilo y otros padecimientos. 

Plagas de importancia sanitaria:

Mosquito Anopheles

Las larvas se desarrollan principalmente en masas de agua limpia, con presencia moderada de corriente, vegetación, oxigenación e iluminación. En agua sucias, su crecimiento es limitado.

En México se tiene registro 28 especies. Este grupo de mosquitos transmiten paludismo o malaria. Su actividad es principalmente nocturna y crepuscular.  

Mosquito Culex

Las larvas se desarrollan casi en cualquier tipo de agua, incluyendo salobres, con poca oxigenación, sucias y estancadas.

En México se tiene registro 66 especies. Este grupo de mosquitos transmiten encefalitis del oeste del Nilo, filariasis y malaria aviar. Su actividad es diurna, nocturna y crepuscular.  

Mosquito Aedes

Las larvas se desarrollan en aguas limpias, estancadas o con poca corriente. Suelen ser intradomiciliares. Su capacidad de crecimiento en aguas sucias es limitada. La evolución de las larvas se puede lograr incluso en masas de agua tan pequeñas como una corcholata.

En México se tiene registro 64 especies de este mosquito. Su actividad es principalmente crepuscular y diurna. 

Sugerencias para un control efectivo de mosquitos

  1. Inspeccionar e identificar: Buscar evidencias de la presencia de mosquitos en lugares obscuros, con presencia de agua, detrás de muebles, cortinas, plantas, interior de llantas, sitios con acceso limitado y generalmente a alturas no mayores a dos metros.
  2. Eliminar factores que favorezcan la presencia de mosquitos: Establecer procedimientos de limpieza, mantenimiento y orden. Por el tipo de plaga, procurar no tener a la intemperie malezas y agua de uso en cubetas, tambos, tinacos o cisternas. Cambiar con frecuencia el agua de floreros o recipientes que estén al exterior.
  3. Realizar el tratamiento con el producto adecuado: Aplicar el producto en lugares ocultos que ofrezcan seguridad para una plaga de este tipo (lugares obscuros, detrás de muebles, cortinas, plantas, interior de llantas, sitios con acceso limitado y generalmente a alturas no mayores a dos metros).
  4. Hacer un plan de aplicación estructurado y basado en la inspección y las evidencias detectadas, a fin de hacer más eficiente el tratamiento químico, basado principalmente en aplicaciones focalizadas.
  5. Recomendaciones:
  • Verificar las mejoras en el saneamiento, humedad, orden, sellado de grietas y hendiduras.
  • Vaciar los contenedores de basura con mayor frecuencia.
  • Descacharizar y tirar posibles recipientes
  • Tratar cuerpos de agua con larvicida
  • Eliminar restos de comida para mascotas.
  • Evitar tener fuentes de alimento a la intemperie